Directora de Ped. para Profesionales: “El dominio de la disciplina por parte del profesor no asegura los aprendizajes de los estudiantes”

miércoles, 13 marzo, 2013 | Noticias

El_dominio_de_la_disciplina_SGorichon--Entrevista a la directora del programa Pedagogía para Profesionales Solange Gorichon, quien se refiere a la importancia de la formación pedagógica para ejercer como docente y obtener buenos aprendizajes para los estudiantes.

Hoy la LGE permite que profesionales de distintas disciplinas enseñen en las escuelas e incluso hay organismos que lo promueven ¿cuál es la importancia de la formación pedagógica?

Las investigaciones señalan que no basta saber o dominar los contenidos para enseñarlos, es decir, el dominio del saber disciplinar no asegura el desarrollo de competencias y el logro de aprendizajes en los estudiantes, por ello es necesaria la centralidad en la formación pedagógica y didáctica de la especialidad. Esto implica que se aborde una diversidad de enfoques y modelos que integren los saberes pedagógicos con los disciplinares.

Por ejemplo, se requiere trabajar en los futuros docentes las creencias y supuestos que tienen acerca de lo que están enseñando, de la disciplina que enseñan y en cómo conciben el proceso de aprender, pues hoy se han convertido en un aspecto clave en las dinámicas de transmisión del conocimiento. Ellos reproducen lo que aprendieron en el colegio, y generalmente se enfocan en los procesos de enseñanza y no en los de aprendizaje.

Qué habilidades y competencias pedagógicas y didácticas requieren los profesores actuales?

El dominio en la disciplina sigue siendo un eje fundamental en la formación de profesores de especialidad. Sin embargo, las investigaciones sobre las prácticas y los resultados de las evaluaciones docentes indican que los desafíos actuales de un profesor de enseñanza media o de especialidad cada vez son más complejos. Hoy se requiere el manejo de saberes específicos que sólo se hacen posibles cuando se transita el camino de transformar los contenidos disciplinares en contenidos escolares y ello será posible gracias a los procesos de acción y reflexión pedagógica que se realicen en la formación del futuro profesor.

También cada vez más las aulas demandan a los docentes estrategias de comunicación e interacción que favorezcan condiciones y climas escolares de respeto a la diversidad y la convivencia para lograr el desarrollo de aprendizajes. Esto especialmente en contextos que son vulnerados, lo que supone, además, desarrollar el manejo de la dimensión psicosociocultural del joven adolescente de hoy.

¿Qué herramientas entrega el programa pedagogía para profesionales de la UAH?

El programa pretende que los futuros docentes adquieran habilidades y competencias para la enseñanza, basados en la reflexión permanente de las acciones pedagógicas y didácticas. Les provee herramientas para el desarrollo, reflexión y construcción de un saber y de una opinión pedagógica fundamentada desde el punto de vista práctico y también teórico, de manera que puedan diseñar e implementar modelos de enseñanza y aprendizaje de calidad situados, es decir, acorde al contexto en el que se inserten.

El sello identitario del programa es ofrecer un énfasis en la formación didáctica de la especialidad, con formación práctica y profesional centrada en la docencia y su relación con los estudiantes. Y por supuesto el objetivo es responder a las demandas del sistema escolar.

¿Hay alguna ventaja al estudiar pedagogía mientras se trabaja en la escuela?

Los estudiantes del programa, aquellos que están trabajando, como aquellos que no, se insertan en un espacio formativo donde pueden experimentar las labores propias de un profesor, que no se limitan solo a la enseñanza de su disciplina como es la tradición de las prácticas, sino que además implica que puedan realizar y participar de una diversidad de actividades tanto administrativas como académicas relacionadas con el quehacer cotidiano de un establecimiento.

La construcción del saber pedagógico se genera en la reflexión de los saberes prácticos que se gestan en los espacios educativos con clara intencionalidad de facilitar los logros que se ha propuesto esa comunidad educativa o establecimiento educacional.

La reflexión sentida en y sobre la práctica, cuando los estudiantes se insertan en espacios escolares, se presenta como la herramienta clave para unir la teoría y la práctica. No se aprende ni desarrollan competencias sostenibles a través de la experiencia, sino de la reflexión sobre la experiencia y a través de la interacción con otros. El estudiante en proceso de formación construye conocimientos según las experiencias que vive y en esas experiencias relaciona simultáneamente saberes y acciones. Por ello la importancia que los estudiantes se inserten en establecimientos educativos. Lo que vemos, escuchamos, hacemos y vemos hacer, es siempre una práctica social situada, en la que los estudiantes ponen en la acción de enseñanza y aprendizaje, comprensiones del mundo.

Aquellos estudiantes que tienen experiencia de trabajo escolar, comienzan a reflexionar y realizar preguntas fundamentales en relación a sus propios procesos de enseñanza y el cómo aprenden sus estudiantes, la realidad psicosociocultural de la que están insertos y cómo ayudar a su transformación, cómo favorecer mejores climas de aula para el aprendizaje; la importancia del trabajo colaborativo con otros profesionales y de fundamentar su hacer.

¿A quiénes está dirigida la carrera?

Este programa va dirigido a egresados de licenciatura o a quienes están pasando de una profesión a la pedagogía sin tener experiencia laboral como docente en un establecimiento escolar; y a personas que llevan años ejerciendo en el sistema educacional como docente de aula o con cargos directivos al interior del establecimiento, que poseen un fuerte dominio en una disciplina pero no los conocimientos pedagógicos y didácticos sobre cómo enseñar una disciplina escolar.

Más información sobre la carrera Pedagogía para Profesionales